Decoracion

Video sobre como colocar un papel pintado o fotomural. ¡Fácil, fácil!

En este vídeo os mostramos como colocar un papel pintado o fotomural junto a nuestros amigos Ángel y Miguel.

Para hacer este trabajo usamos un fotomural infantil, ” La casita del Árbol”, personalizado con el nombre de nuestro pequeño cliente; Mateo.

Recomendaciones previas:

La pared ha de estar lisa y seca. Limpiarla con un trapo para retirarle el polvo.

Leer bien la preparación de la cola.

Ordenar los pliegos del fotomural

Aquí os resumimos los pasos para una correcta colocación:

1. Desembalamos los rollos del producto que hayamos comprado y lo desplegamos en una superfice lisa.

2. Aplicamos la cola  con una brocha por toda la superficie del papel. Ha de extenderse uniformemente haciendo hincapié en los bordes o juntas.

3. Doblamos la tira de papel por la mitad y dejamos 5 minutos de reposo.

 4. Dibuja una línea vertical del tamaño del ancho del papel (50cm) en la pared con ayuda de un nivel, regla o plomada.

Coloca la parte superior del pliego 1 en la parte alta de la pared, presiona y ve desplegando el rollo, solo hasta la mitad.

Presiona con la espátula de empapelar por la superficie, desde el centro hacia afuera para sacar las burbujas, eliminar las arrugas y que la cola se adhiera.

Tienes que asegurarte de que el primer pliego de papel está perfectamente recto, porque si no, el resto se irá torciendo.

Recorta el sobrante de la parte superior con un cutter ayudándonos con la espátula.

Con un paño seco presionamos toda la superficie del papel.

 5. Coloca el resto de pliegos.

Es importante que pongas bastante cola en el encuentro entre dos pliegos de papel para evitar que se despegue con el tiempo.

Si manchas un poco el fotomural por la parte impresa, no te preocupes. Pasando un trapo húmedo por encima para limpiar el exceso de cola es suficiente.

 6. Pasa el rodillo para pegar perfectamente la juntas.

 7. Desmonta los apliques y enchufes. Coloca el pliego por encima y recorta con el cutter.

 8. Al terminar con el último pliego del fotomural o papel pintado, corta el sobrante lateral con un cutter ayudándote con una espátula.

Quita los posibles restos de cola sobre el papel con un trapo o esponja húmeda. Las herramientas las limpiamos con agua.